“La paciencia habita en la paz y la paz en nuestro interior”

Hay situaciones que parecen no dar resultados por más que actuemos de uno u otro modo y seamos constantes haciéndose presente la incertidumbre si continuar o desistir; y ante estos momentos debemos contemplar el entorno a partir de la paciencia, la cual se puede considerar como una virtud que pocos sabemos cómo hacerla parte de nuestro diario vivir, teniendo en cuenta que por medio de ésta encontraremos paz, entendimiento y escucha, siendo conscientes de los recursos en nuestro entorno y así conectarse con las necesidades, expectativas y prioridades que tenemos y que los demás tienden al ser multicéntricos e interiorizar los procesos que llevamos a diario al estar al servicio de los demás y así compartir y crecer con paciencia.

Relato Un joven llamado Jim, tiene la oportunidad de irse al noreste de la China a criar pandas, para esto primero debía sembrar y cultivar bambú, le dieron el terreno y él empezó a trabajar día tras día, sin obtener resultados en las primeras semanas, meses o años; enfocado en su objetivo Jim fue perseverante y paciente ya que al final tuvieron que pasar 7 años y 2 meses de constancia en el cuidado de la tierra, para luego contemplar los resultados.

Reflexionemos Darse cuenta que la paciencia es una invitación para actuar por medio de la paz. Cada día es una oportunidad para ser y aplicar el conocimiento adquirido por uno y por los demás, ser ejemplo de paz, estar al servicio de otros por un bienestar común. Desde nuestra posibilidad y tranquilidad podemos crecer y más ahora cuando nos encontramos en un estado similar.

Publicado por Evool SAS (Febrero 2021)